top of page

¿Qué es Rimadyl?
Rimadyl es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) utilizado para disminuir el dolor y la inflamación debidos a la osteoartritis y al dolor postquirúrgico en los perros. Rimadyl es un medicamento de venta bajo receta para perros. Está disponible en comprimidos y en comprimidos masticables, y se administra a los perros por la boca.
La osteoartritis (OA) es un trastorno doloroso causado por el desgaste y la erosión del cartílago y otras partes de las articulaciones, lo que puede dar origen a los siguientes cambios o signos en su perro:
• cojera o renquera
• disminución de la actividad o el ejercicio (no querer estar parado, subir escaleras, saltar o correr, o dificultad para realizar estas actividades)
• rigidez o disminución del movimiento de las articulaciones Para controlar el dolor quirúrgico (p. ej., para cirugías de esterilización, de las orejas o reparaciones ortopédicas) su veterinario podría administrar Rimadyl antes del procedimiento y recomendar un tratamiento de varios días para su perro después de que se vaya a casa.


¿Qué resultados puedo esperar mientras mi perro esté tomando Rimadyl?
Aunque Rimadyl no es una cura para la osteoartritis, puede aliviar el dolor y la inflamación de la OA y mejorar la movilidad de su perro.
• La respuesta varía de perro a perro, pero puede ser muy pronunciada.
• En la mayoría de los perros, se puede advertir una mejoría en cuestión de días.
• Si se interrumpe el uso de Rimadyl o no se administra de la forma indicada, su perro podría sufrir de nuevo dolor o inflamación.


¿En qué casos su perro no debería tomar Rimadyl?
Su perro no debería tomar Rimadyl si:
• Ha tenido una reacción alérgica al carprofeno, el ingrediente activo de Rimadyl.
• Ha tenido una reacción alérgica a la aspirina o a otro AINE (por ejemplo, etodolaco o fenilbutazona) como urticaria, inflamación de la cara o enrojecimiento o picazón en la piel.
Rimadyl debe administrarse solamente a los perros. No se debe administrar Rimadyl a los gatos. Llame de inmediato a su veterinario si su gato recibe Rimadyl. Las personas no deben tomar Rimadyl. Guarde Rimadyl y todos los medicamentos fuera del alcance de los niños. Llame a su médico de inmediato si usted toma Rimadyl de forma accidental.

 

Cómo administrar Rimadyl a su perro.
Se debe administrar Rimadyl de acuerdo a las instrucciones del veterinario. Su veterinario le dirá la cantidad de Rimadyl apropiada para su perro y durante cuánto tiempo se lo debe administrar. Rimadyl se debe administrar por vía oral con o sin alimentos.
Qué le debe decir/preguntar a su veterinario antes de administrar Rimadyl.
Hable con su veterinario sobre:
• Los signos de OA que ha observado (por ejemplo, cojera, rigidez).
• La importancia del control del peso y el ejercicio para el manejo de la OA.
• Qué pruebas se podrían hacer antes de recetar Rimadyl.
• Con cuánta frecuencia necesitará el perro ser examinado por el veterinario.
• Los riesgos y beneficios de usar Rimadyl.
Dígale a su veterinario si su perro ha experimentado alguna vez alguno de los siguientes trastornos médicos:
• Efectos secundarios causados por Rimadyl u otros AINE, como la
aspirina
• Molestias digestivas (vómitos y/o diarrea)
• Enfermedad hepática
• Enfermedad renal
• Trastornos hemorrágicos (por ejemplo, enfermedad de Von Willebrand) Informe a su veterinario sobre:
• Cualquier otro trastorno médico o alergias que su perro tenga o haya
tenido.
• Todos los medicamentos que usted le esté dando a su perro o haya pensado darle, incluidos los medicamentos sin receta.
Dígale a su veterinario si su perro o perra:
• Está preñada, lactando o si tiene pensado usar a su perro para la cría.


¿Cuáles son los posibles efectos secundarios que le podrían ocurrir a mi perro durante el tratamiento con Rimadyl?
Rimadyl, al igual que otros medicamentos, puede causar algunos efectos secundarios. Se han comunicado efectos secundarios graves pero poco frecuentes en perros que tomaban AINE, incluido Rimadyl. Los efectos secundarios graves pueden ocurrir con o sin previo aviso y en raras ocasiones pueden causar la muerte.
Los efectos secundarios más frecuentes asociados a los AINE se relacionan, por lo general, con el estómago (como úlceras sangrantes) y con trastornos hepáticos o renales. Vigile los siguientes efectos secundarios que pueden indicar que su perro está teniendo un problema con Rimadyl o que puede tener otro trastorno médico:
• Disminución o aumento del apetito
• Vómitos
• Cambio en las heces (como diarrea o heces negras, alquitranosas o sanguinolentas)
• Cambio en la conducta (como disminución o aumento del grado de
actividad, falta de coordinación, convulsiones o agresión)
• Color amarillento de las encías, piel o zona blanca de los ojos (ictericia)
• Cambio en los hábitos de bebida (frecuencia, cantidad ingerida)
• Cambio en los hábitos de orina (frecuencia, color u olor)
• Cambio en la piel (enrojecimiento, costras o arañazos)
Es importante que interrumpa el tratamiento y se ponga en contacto con su veterinario de inmediato si piensa que su perro está sufriendo un trastorno o efecto secundario causado por el tratamiento con Rimadyl. Si tiene preguntas adicionales sobre los posibles efectos secundarios, hable con su veterinario.

 

¿Se puede administrar Rimadyl junto con otros medicamentos?
No se debe administrar Rimadyl con otros AINE (por ejemplo, aspirina, etodolaco) o esteroides (por ejemplo, cortisona, prednisona, dexametasona, triamcinolona).
Informe a su veterinario sobre todos los medicamentos que le haya dado a su perro en el pasado, y los que piense darle mientras esté tomando Rimadyl, incluyendo los medicamentos que se pueden obtener sin receta. Su veterinario podría desear verificar que todos los medicamentos de su perro se puedan administrar conjuntamente.

 

¿Qué hago en el caso de que mi perro ingiera más cantidad de Rimadyl
de la recetada?

Póngase en contacto de inmediato con su veterinario si su perro ingiere más cantidad de Rimadyl de la recetada.


¿Qué más debería saber sobre Rimadyl?
Esta hoja le proporciona un resumen de información sobre Rimadyl. Si tiene alguna pregunta o preocupación sobre Rimadyl, la osteoartritis o el dolor postquirúrgico, hable con su veterinario.
Al igual que sucede con todos los medicamentos recetados, se debe administrar Rimadyl sólo al perro para el que fue recetado. Se lo debe administrar a su perro sólo para el trastorno para el que fue recetado.
Es importante que comente periódicamente la respuesta de su perro a Rimadyl en las visitas de revisión periódicas. Su veterinario determinará mejor si su perro está respondiendo de la forma prevista y si debe seguir recibiendo Rimadyl.

Rimadyl 100 mg Carprofeno 14 tabletas

SKU: 7804650310891
$20.500Precio
Solo 2 disponible(s)
    bottom of page